Planifica tu viaje

Arnadí


Ingredientes:

1 kg de calabaza, 1/4 de kg de azúcar (depende de la dulzura de la calabaza, hay quien pone el mismo peso de azúcar y de calabaza), 3 o 4 yemas de huevo, 1 puñado (de 100 a 150 g) de almendras crudas molidas (reservar algunas enteras para la decoración), 1 corteza de limón rallada, Canela en polvo.

Elaboración:
Partir la calabaza, horizontalmente, y asar en el horno, o bien hervirla. Pelar, quitarle las pepitas y los filamentos gruesos, y ponerla durante toda una noche (incluso, dos días) a la serena colgada de un paño o de una bolsa de tela (o bien sobre un escurridor).

Al día siguiente, apretarla para que suelte más jugo, y ponerla en un lebrillo. Añadir el azúcar y mezclarlo; no escatimar la cantidad, ya que debe quedar muy dulce. Poner la harina de almendra, las yemas bien batidas, la canela en polvo y el limón rallado. Amasar hasta que quede una pasta filamentosa y transparente, sin grumos.

Colocarla en una cazuela de barro llana que pueda ir al horno, dando forma de volcán o de montón y decorarla con almendras clavadas en la pasta y, si se quiere, un poco de azúcar.

Ponerlo al horno bien bajo, donde debe cocer por espacio de 60 o 90 minutos. Debe quedar de un color dorado. Servirlo cortado en trozos, procurando no deshacer el montón.